menu
home linkedin whatsapp EN
Wellbeing

Coronavirus y la Salud Mental

 

Actualmente nos encontramos viviendo una situación nueva y complicada para todos: la pandemia del COVID-19, el aislamiento social y todo lo que esto implica. Uno de los cambios que ha impactado a muchas personas es el tener que trabajar de manera remota, lo cual no es más que una de las muchas consecuencias que toda esta situación está causando. Entre estos efectos, uno de los más importantes, críticos y probablemente el más silencioso, es el impacto en la salud mental

Un estudio realizado durante estos últimos meses por Qualtrics a un grupo de 2000 colaboradores de Francia, Australia, Nueva Zelanda y Reino Unido, entre otros países, demuestra que el 41.6% de las personas afirma que su salud mental ha decaído.

Los resultados demostraron que el tener que trabajar desde casa, o las nuevas alternativas adoptadas por algunas empresas, impactan de manera significativa en la salud mental de los colaboradores. De hecho, el 44% de aquellas personas que se encuentran trabajando por primera vez bajo el esquema remoto aseguran que su salud mental se ha visto impactada negativamente. Entre las cinco principales razones de este impacto se encuentran: Mayor ansiedad, mayor estrés, preocupación por perder el trabajo, encontrarse menos ocupados y los desafíos de trabajar desde casa. 

 

 

El impacto negativo en la salud mental de las personas se puede manifestar de diversas maneras. Los principales síntomas que los evaluados manifiestan haber sentido con mayor intensidad ante las circunstancias actuales son: cansancio emocional, sentimiento de tristeza durante el día a día, irritabilidad, insomnio (falta de sueño), enojo y sentimientos de culpa.

 

 

Ante estos síntomas y las emociones que sienten las personas durante este tiempo, es importante y totalmente necesario que entendamos que lo que estamos sintiendo no demuestra debilidad de las personas, sino que son manifestaciones completamente normales que se dan ante una situación difícil, novedosa y de incertidumbre para todos.
 

¿Cómo podemos responder frente a esto? 
 

Desde el punto de vista de un supervisor, lo primero que hay que tener en cuenta es que podemos ayudar a nuestros colaboradores a atenuar los efectos negativos de toda esta situación a través de demostrar un genuino interés personal en cada uno de ellos. El preguntarles cómo se sienten e indagar en esto demostrando que realmente importa los ayudará a sentir soporte por parte de su equipo. Además, reconocer y comunicar a los colaboradores que el sentirse estresados, ansioso o asustados es completamente válido y fomentar el tomarse un tiempo para pensar y reconocer nuestras propias emociones. 

Otro aspecto a tener en cuenta es la importancia de ser lo más transparentes posible, mantener una comunicación activa y definir de manera clara los objetivos que se planteen. Así como también ser flexibles y tener en cuenta que esperar el 100% de las personas, dadas las circunstancias, es complicado. 

A demás, es importante tomar acciones para ayudar a los colaboradores. Por ejemplo, ofreciendo los recursos necesarios, para que las personas puedan cumplir con los objetivos y para que logren sentirse mejor. 

 

-

Pasemos de las palabras a la acción. ¿No sabes por dónde empezar?

En Focus GH nos preocupamos por conocer la voz de los colaboradores para poder diseñar proyectos a la medida y que impacten al talento de tu organización. Si no sabes por dónde empezar, no dudes en contactarnos a hola@focusgh.com.

Comencemos a hacer organizaciones más humanas.

 

regresar

comp√°rtelo en